Espeleopaseo en Cueva Cayuela

La cueva de Cayuela (o Cañuela según otros autores) se encuentra en el municipio de Arredondo, en el pueblo de Bustablado, Cantabria. Se trata de una de las bocas del sistema Tonio-Cayuela. Posiblemente sea la salida fósil de la surgencia de Cubiobramante. Para acceder a ella es preciso cruzar el río Bustablado por un puente 1 km. antes de llegar a la fuente del Molino. Se encuentra a 305 metros sobre el nivel del mar. El acceso a la boca ya supone en sí una bonita excursión de unos 20 minutos.

AER13083146

La entrada de descomunales proporciones ya nos avisa de que estamos en un gran sistema subterráneo. Posiblemente si se confirma su unión con el Sistema Cueto-Coventosa y el sistema del Canto Encaramao supondría el mayor sistema subterráneo de España y uno de los mayores de Europa.

SCDGSHSca02
Tras recuperar un poco el resuello por la rampa final de acceso nos toca un pequeño descenso por la gran boca de entrada.

JLSIERRA080823100
Continuamos el recorrido con un descenso fácil hasta un escarpe de 15 m. debemos continuar por un aéreo pasamanos. Se trata sin duda de lo más espectacular de la visita. Consiste en un franqueo de más de 60 m. a más de 30 m. del suelo asegurados por cuerdas con un suelo que acostumbra a patinar.

AER14010429
Al finalizar la cuerda un pequeño sendero marcado entre las piedras nos conduce al poco rato a un escarpe de 3 m. que se salva con ayuda de una pequeña cuerda de nudos.

AER13040103

Continuamos zigzagueando por la cueva, esquivando algún bloque y alguna poza para llegar a la base del pozo del Arco. Conocido así por existir un enorme bloque empotrado en el techo a modo de arco. Unos metros más adelante encontramos unas bonitas coladas y gours con una textura aterciopelada.

AER12082709

Estamos ya decididamente en el cañón Oeste, llamado así por tener esta gran galería una dirección dominante Este-Oeste. Aquí hay que ir sorteando grandes bloques de piedra caídos del techo. Algún destrepe, y equilibrios entre bloques inestables hasta finalizar la visita tras sortear un gran charco que ocupa toda la galería. Existen dos opciones: una mojarse directamente los pies y la otra intentar sortear el agua, saltando de piedra en piedra para, si hay suerte, no mojarse.

AER13040102
Finaliza la visita en una pequeña sala con alguna formación. Ahora solo queda desandar lo andado y volver a los coches. Más de 1 Km de recorrido de ida, y otro tanto de vuelta, unas 3 horas en total

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail