Concurso de fotografía 2015

Red de Cuevas del Alto Asón 2015

BASES:

  • La Red de Cuevas del Alto Asón os invita a participar en nuestro Tercer Concurso de Fotografía. Las fotos tienen que ser originales y propias, o sea debéis ser los autores. El tema deberá estar relacionado con la naturaleza, la montaña, las cuevas etc.
  • El plazo de presentación es desde el 15 de abril hasta el 31 de mayo del 2015. Las fotos deben ser colgadas en el Facebook de la Red de Cuevas, para ello previamente habréis señalado “Me gusta” en la cabecera.
  • La fotografía deberá ir acompañada de un breve texto explicativo de unas 140 palabras aproximadamente.
  • El ganador será el autor de aquella foto que reciba más “Me gusta” por parte de los visitantes de la página de la Red de Cuevas. Los “me gusta” han de hacerse en el Facebook de la Red de Cuevas, no en otro compartido. Solo valen los “me gusta” clicados en nuestro Facebook. Cada autor solo podrá presentar una foto.
  • El premio será un equipo completo de ferrata, compuesto de cinta disipadora (modelo Vortex de Camp, casco Calcit de Simond y arnés modelo Sama de Petzl, o modelo equivalente ).
  • Las fotografías participantes en el concurso podrán ser utilizadas por la Red de Cuevas del Alto Asón con total disponibilidad y sin ningún tipo de derecho para el autor.
  • El premio deberá ser recogido en persona en las oficinas de la Red de Cuevas del Alto Asón. En su caso podrá ser enviado a portes debidos 🙂
  •  Concurso de fotografía 2015

    Galería de participantes 2015

    Y el ganador de este año, por votación de los visitantes de nuestro Facebook es:

    David Alonso Rucabado

    por el texto y la fotografía “Monte Enaso”:

    Monte Enaso, Matienzo
    Monte Enaso, Matienzo
    El viento acariciaba suavemente la ladera del monte Enaso. Un columpio aislado, se mecía en un suave vaivén. La caliza formaba los ocultos recovecos en los que unos niños jugaban. La Cueva de Coburruyo acababa de completar un paisaje inconfundible, un paisaje inolvidable. Años más tarde los recovecos seguían ahí, pero los niños habían crecido y, en su lugar, habían aparecido otros.
     
     Fotografía: David Alonso Rucabado.
     Texto: Iker Alonso Carro.
    Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail